Los que tomen gazpacho no tendrán que usar mascarilla en las 8 horas siguientes

Es de esperar que en esta vuelta a la Nueva Normalidad haya normas y costumbres que haya que ir cambiando y adoptando a las situaciones que se vayan presentando en el día a día. Lo que ayer parecía una buena idea, hoy puede quedar demostrado que no funciona, o incluso que puede generar más malestar que beneficios.

Este es el caso del uso de mascarillas. El Ministro de Sanidad acaba de presentar un Decreto por el que se reconoce “la ingesta de gazpacho hasta 8 horas antes” como motivo para no usar la mascarilla de forma obligatoria.  “Se ha demostrado que llevar la mascarilla toda la tarde, después de haber almorzado con un vasito de gazpacho, no hay ser humano que lo aguante”, comenta un técnico del Ministerio.

A falta de instrumentos para comprobar que hemos tomado gazpacho, se admite como prueba suficiente “echar un flatito cerca (no mucho) del agente que así lo requiera”. Ya hay colectivos movilizándose para ampliar la aplicación de dicha norma a las tostás con aceitito con ajo, el solomillo al roquefort o los boquerones en vinagre.

 

 



Síguenos en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies