Jose Manuel Soto ingresado en García Morato por un ataque de “Arribaespaña”

Ayer por la mañana en Triana (Sevilla), el cantante y activista político del extremo centro español, José Manuel Soto, sufría una ataque severo de “vivaespañia” en mitad del acto que lo investía como embajador de Tabarnia en Norteáfrica.

“Se le iba el brazo parriba que daba miedo” señala un señor mayor con guayabera y las manos cruzadas a la espalda, de esos que siempre pasan por allí y por todas partes. “Cantaba y gritaba lo de ‘soy españó, soy españó’ mientras levantana el brazo como si le atacara un enjambre de moscas de caballo, hasta que aquello hubo un momento que crujió como el parqué de tu abuela. Se lo tuvieron que llevar a García Morato”. Sostiene el lugareño.  

La cita de Soto con todos sus cuñados de Badalona y otros aborígenes hispalenses para iniciar la andadura de la institución tabarnesa en el sur de Europa y sus colonias africanas, se truncaba de esta forma tan española y tan simpática.

Pero Josemanué Soto, promete seguir dando guerra, primero en su García Morato y luego en el resto de Norteáfrica, con ese ramillete de himnos frustrados a esta España que se nos va de las manos como el globo al niño que espera a La Borriquita harto de garrapiñada colada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies