Los bares de Sevilla retiran la ‘ensaladilla rusa’ de sus menús

La derrota de la selección española ayer en el mundial en Moscú ha dolido y duele demasiado como para soportar la mínima presencia rusa en la vida del aborigen hispalense, y menos en las cosas de comer. Desde anoche, todos los bares, abacerías, restaurantes, gastro-bares  y demás movedores del bigote, se han encargado sigilosamente de borrar de sus menús a la ‘ensaladilla rusa’, como una de las tapas reina que era y fue siempre en la hostelería de aquí.

Esta misma mañana cuando hemos ido a consultar las cartas del Donald o del Blanco Cerrillo, por ejemplo, en lugar de la ensaladilla rusa hemos encontrado «la tortilla de patatas, la española, que si pudiera sería roja y con una bandera rojigualda en el centro». Nos anunciaba una camarero anónimo, mucho español, que había hecho de tripa corazón tras la aciaga jornada futbolística de ayer.

«Aquí no podemos permitirnos mirar a otro lado cada vez que nos piden la ensaladilla esta, pero sí que podemos directamente condenarla al ostracismo, ponerle típex al menú, borrarla de la pizarrita, mientras pensamos en los nuevos fichajes del Betis, los del Sevilla o en las bondades del Colombino o el Carranza.» Señalaba esta misma mañana la editorial del diario del fútbol local, ‘Orgullo balompédico’.

«Ah, y de filetes rusos ni hablamos… menos mal que ya no se estilan, miarma…» Apunta una señora con perlas desde su balcón con banderita descolorida en su primer piso e de calle Asunción. «Con Franco esto no pasaba… tanto roja y tanta Roja…»

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies