El Palacio Arzobispal se convertirá en “corrala” para sevillanos desahuciados

“A Monseñor le ha dao un Ada Colau”. Esta era la frase más comentada en el día de ayer por los miles de clérigos de la diócesis hispalense y el personal de palacio arzobispal en general. Monseñor Asenjo anunciaba que había tenido “una revelación divina de las antiguas, a lo Marcelino Pan y Vino, pero con poco pan“.

Repleto de clérigos y periodistas de todo rango, la expectación en el salón principal de la sede del Arzobispado era única. Una concurrencia patidifusa por las palabras de Asenjo  más una extraña electricidad estática y varonil, conferían a la estancia un aire de Belén viviente. “La pasada noche –continuaba Monseñor Asenjo-  me han hablado con acento de Caracas, por cierto, el Señor y Nuestra Señora del  Locutorio Santo. Me han reñido mucho por tener el palacio más desocupado que la capilla de Fukushima”.

Sevilla Today quiere recordar  que el Palacio Arzobispal de Sevilla tiene una extensión de 6.700 metros cuadrados ocupando toda una manzana (y parte del frutero). “Según mis cálculos y sin contar con el hotel de aquí al lado, podríamos alojar a unas quinientas familias sevillanas, de la muchas que se han quedado en la calle y lo están pasando el quinario” señala Asenjo. “Pero eso sí, aquí todo el que se quede tendrá que contar con su misa diaria por derecho, su buena hostia consagrada, su Cristo de Burgos sobre el tresillo y su San Pancracio… con su perejil… donde guste” advierte Monseñor.

“De la misma forma que lo hacen los radicales bolivarianos, vamos a construir una corrala, la Corrala de la Cruz; pero sin utopías ni estupefacientes, sobre los pilares de Dios y la Santa Madre Iglesia y para futuros feligreses que vivirán entre escaleras barrocas y pinturas de Murillo, Valdés leal, Zurbarán… Como Dios manda…” rezaba Monseñor Asenjo. Ante las insistentes preguntas de los periodistas sobre cuál sería su próxima residencia, el arzobispo de Sevilla dejaba claro que, como buen hispalense, se iría a vivir al Aljarafe, “que es más fresquito”; concretamente al palacio que el Arzobispado mantiene en Umbrete, que “está divino y del que hace siglos se terminó de pagar la hipoteca”.

Un comentario sobre “El Palacio Arzobispal se convertirá en “corrala” para sevillanos desahuciados

  • el 15 septiembre, 2015 a las 9:32 pm
    Permalink

    Ah, lavado sea el Señor. Sin duda se debe a la benigna influencia del Santo Padre Francisco I .

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies