Descubren que los malos olores de Coria se deben a una flatulencia «enconá» de su samurai

Los corianos ya saben por fin de dónde proceden esos malos olores que desde hace semanas los tenían en un «amarillo» perpetuo. Se trata de Hasekura Tsunenaga, el samurai afincado en un pedestal de Coria junto al río, desde antes de la época de María Castaña. Este oriundo de Japón, por lo visto, llevaba tres siglos aguantando la cuesca, después de años y años comiendo sushi de barbo del Guadalquivir.

Según cuenta el informe del ambulatorio de Coria, Felipe Francisco, como lo llaman en el pueblo, «hace 2 o 3 meses empezó a abrirse el kimono por la parte fosfórica, dejando escapar gas propano y zutano añejo de pura cepa nipona, puro Fukushima negro concentrado. Muy tóxico y con regustillo a adobo teriyaki».

Lo que no sabía Felipe F. es que la reserva de gas que guardaba en el estómago iba a provocar una alarma sanitaria, que ha hecho que los niños se les ponga cara de aceituna gordal. Los lugareños cuentan que el trastorno ha sido tal, hasta el punto de que los burros y caballos de las fincas colindantes ya solo consienten en comer pan con chocolate

Susi Japón, alcaldesa de la localidad coriana, justifica al samurai embajador: «Se ve que el hombre no está acostumbrao al pescao de río y como es lo único que come junto con el arroz que aquí se cosecha, pues tiene el estómago más revuelto que el pelo de Pitingo.» Tsunenaga, por su parte, sigue de pie, muy concentrado mirando al río que lo trajo y dice que ya se ha quedado mejor de lo suyo y que de su pedestal no lo baja ni el shogún.

 

 

2 comentarios sobre “Descubren que los malos olores de Coria se deben a una flatulencia «enconá» de su samurai

  • el 24 noviembre, 2017 a las 12:52 pm
    Permalink

    Me parece de muy mal gusto tomarse a broma un problema serio como este que afecta a la salud de los vecinos.

  • el 24 noviembre, 2017 a las 3:37 pm
    Permalink

    Sr los olores que usted dice no es para bromas .
    Es que sea equivocado de sitio por que es un poquito más adelante lo que le huele

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies