Del Nido dice quedarse “pajarito” en Sevilla 1

El expresidente del Sevilla F.C. denuncia, que los funcionarios de la cárcel “son una pandilla de béticos malvados que le ponen el aire condicionado al 10”. Asimismo, manifiesta que “en esta jaula en la que me consumo me obligan a dormir con un camisón viejo de escuditos béticos y si pido una manta, por aquello del biruji acondicionado, sólo tienen una con un escudo enorme del Atlétic de Bilbao con ikurriña y todo. Me va a entrar la urticaria verde y yo ya no puedo más”.

Del Nido no se anda por las ramas y pide que “se haga justica de la buena, de la suya” o al menos que le bajen “una mijita” el aire. Estas declaraciones han trascendido a la prensa al ser interceptada, a la altura del Polígono Calonge y por la pedrada de un periodista free-lance, una paloma mensajera que llevaba una carta de SOS a la afición sevillista. Esta misiva decía también que al menos ha hecho buenos amigos en prisión y menciona especialmente a sus compañeros de celda “El Cuco” y “El Panarra”, dos buenos pájaros ambos, “pero con muy buen corazón y mejor anorak”.

Por otra parte, se intuye cierta aceptación a su situación cuando proclama: “Yo lo único que quiero es que el tiempo pase rápido,  y olvidar a base de alpiste del mono y en garrafa”. Precisamente, para que el tiempo pase volando y recordar a los que tanto daño le hacen, José maría del nido ha sacado su pluma para escribir sus vivencias carcelarias, a las que titulará: Alguien voló sobre Del Nido y El Cuco. En la que contará algunos detalles de su amistad entre los dos, que comparten la litera en el chabolo 411 de Sevilla 1, para ser exactos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies