Bob Dylan no contesta a la Academia sueca porque estaba en el Monkey

Fotografía: Javier Rosa/ Texto y montaje: Sevilla Today – La Academia Sueca, desde la semana pasada en que le concedió el premio Nobel de Literatura, lleva buscado a Bob Dylan desesperadamente, cual marinero rubio como la cerveza de ‘Tatuaje’, por todos los puertos del mundo mundial.

Así ha sido. Los suecos, tras indagar por todos los bares y capillas del universo, han dado esta mañana una rueda de prensa muy fresquita en Estocolmo, donde según propias palabras del rey de Suecia, Félipondion Sexten, “han buscado al bueno de Bob hasta en el ambigú del iglú de Mortadelo. Le debe haber dao un barco del arroz o algo por el estilo, porque el señor Dylan is blowing in the wind”.

La sorpresa sin duda saltaba hace una hora en la apertura del bar Vizcaíno de calle Feria. El mismísimo Bob Dylan se hallaba en dicho establecimiento con una resaca de elefante despachándose una Cruzcampo al dente con unos mejillones tutankamon. El genio de Minesota se había pegado estos 4 días en el festival Monkey Week de Sevilla sin perderse un solo bolo, más a gusto que un arbusto y rodeado de colegas “como dios manda… Ya si eso me paso luego por Estocolmo a recoger el trofeo ese de mierda… Total, más lejos queda Sevilla Este, que es donde vive mi nueva parienta… ¡Larga vida al Monkey Week!” sostiene Zimmerman.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies