domingo, junio 23, 2024

sanchez-Gordillo-duquesa

Pasaban pocos minutos de la hora del Ángelus cuando el fantasma de la Duquesa de Alba reaparecía en público por primera vez después de muerta. Y lo hacía en la última finca ocupada por el Sindicato de Obreros del Campo cerca de la localidad de Marinaleda. Los allí presentes se llevaron un tremendo susto, ya que Cayetana de Alba, dijo que había venido a cobrarse unas deudas que tenía pendientes con ellos. Antes estas amenazadoras palabras, los sindicalistas trataron de escapar, pero la duquesa utilizó sus nuevos poderes de telequinesia asistida para dejarlos a todos patidifusos. Seguidamente, la duquesa cogió un botellín fresquito de una de las neveras libertarias, para aclararse la garganta y se dirigió a ellos con voz astifina: “¿Pero qué os he hecho yo para que me tengáis tanta inquina?”. En ese momento, el alcalde, Sánchez Gordillo, que en cuanto ve un aristócrata se le enciende la sotabarba, no pudo evitar soltarle el mitin.

Deja una respuesta

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies