Monchi logra escapar del Sevilla haciendo un túnel hasta la estación de Santa Justa

Monchi no ha podido aguantar más. Tras meses de intentar dejar el Sevilla chocándose de frente con el presidente, José Castro, una y otra vez, hoy ha decidido actuar por su cuenta. El de San Fernando ha cogido la pala-playa del niño y se ha fugado del Pizjuán, haciendo un túnel topero desde el estadio hasta las inmediaciones de la estación de Santa Justa, con la intención de coger el primer AVE a Madrid y de ahí, partir a Roma donde le esperan con los brazos abiertos y la chequera en flor.

Monchi ya venía advirtiendo que la situación era insostenible. Cada mañana iba al despacho de su presidente a pedir que le dejaran marcharse, usando todos los argumentos posibles como “porfi porfi”,”que te cuesta” o “a ti que más te da”. Posteriormente la cosa se fue encrudeciendo y se escuchaban gritos de “¡que estoy muy loco, mira que ficho a Nono!”. Incluso podía verse a Monchi acudir al trabajo con la camiseta de Rubén Castro para provocar su despido fulminante.

Otros intentos de fuga precedieron al de hoy, por eso el Sevilla había puesto ratas en los conductos de ventilación, rejas en las ventanas y perros en la puerta principal a los que se les había dado un calcetín sudado de Monchi y muchas bolillas.

Finalmente hoy, cuando notaron su ausencia y fueron a buscarlo a su despacho, descubrieron un agujero detrás del póster de Samantha Fox, pero ya era tarde. Monchi había construido día a día un túnel y ya se encontraba en el AVE rumbo a Roma. A todo esto, el alcalde, Juan Espadas, se ha apresurado a pedir al Sevilla autorización para estudiar la posibilidad de aprovechar el túnel para construir una línea de metro low-cost. A ver si así…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies