Los pasos llevarán ruedas, como pensaba el forastero

La máxima que negaba la famosa sevillana “los pasos no llevan ruedas como piensa el forastero”, se hará realidad este año, y es que, el coronavirus viene dispuesto a arrasar con todo, incluso con las tradiciones más antiguas.

“Es inviable meter a 40 tíos en 10 metros cuadrados a 40 grados, sudando como chorros. Es un foco total de transmisión de coronavirus que no nos podemos permitir, por lo que este año, desgraciadamente vamos a tener que poner ruedas a los pasos”, decía apenado el alcalde de Sevilla. “Será un año histórico que atraerá a más gente curiosa, que nos va a hacer falta, porque con esta pandemia no va a venir ni el tato, y nos vamos a meter una hostia económica que va a sonar en China, precisamente”.

Las críticas no se han hecho esperar desde el mundo cofrade. Los costaleros aseguran que quiere correr ese riesgo. “Si he aguantado pedos infernales de compañeros que habían comido puchero negro esa misma tarde, puedo soportar un virus de mierda que mata menos que la gripe, vamos digo yo”, decía uno de los costaleros afectados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies