Éxito del dron para que los niños toquen a la Virgen

Desde hoy a las 2:46 de la mañana, en plena aldea de El Rocío, el nuevo sistema para que los niños toquen a la Virgen ha sido un éxito rotundo. Parece una cosa del futuro pero no lo es. “Ha ocurrido en ese momento en que las cosas tienen que ocurrir y sin intervención mariana ni nada.” Aseguraba en su sermón de la mañana uno de los 30.000 párrocos que se lo pasan teta en la romería.

El hermano mayor de una conocida hermandad ponía en órbirta a un niño de 3 años, mediante un dron de plástico bendecido por otro párroco de cuyo nombre Sevilla Today no puede acordarse. El caso es que el chaval, con más miedo que vergüenza, sujeto por su pañal español, sobrevolaba a bordo de un dron la aldea, ante la mirada atónita de las miríadas de romeros que atestaban la aldea.

Los niños que tradicionalmente tocaban a la señora, por expreso deseo de sus padres y con el permiso del sanedrín de la hermandad matriz, desde esta mañana pueden hacerlo con un servicio de drones benditos y a precio popular.

Los pequeños corrían demasiado peligro en los siglos anteriores con el stage diving que se marcaba la muchachada rociera y por fin después de 200 siglos antes de Cristo y gracias a las nuevas tecnologías propiciadas por los cultivos de fresas, se le ha puesto una solución: el dron.

“¡Mira, otro niño volando!” será una de las frases más repetidas en la jornada del domingo cuando la blanca Paloma se pasee dando trompicones por la aldea de El Rocío, nuestro Dodge City andaluz. Desde nuestra redacción, deseamos a la chiquillería rociera que ningún cohete se les adelante. Para la temporada que viene, adivinamos inevitable la figura de un controlador aéreo y un Puerto Perico in the air.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies