Ante la falta de mascarillas, los sevillanos salen a la calle con capirote por el coronavirus

Ante el más que posible aumento de contagios del coronavirus en Sevilla, los sevillanos se han puesto manos a la obra para evitarlo en la medida de lo posible. Han intentado comprar mascarillas, pero ha sido imposible, ni en farmacias ni en internet, todo agotado. Es por eso que el ingenio ha agudizado las mentes sevillanas, y se han buscado alternativas a las mascarillas.

Los capirotes de Semana Santa, quién no tiene uno en su casa, han sido la opción más escogida por los hispalenses. A primera vista, podría parecer que son disfraces de Curro, la mascota de la Expo, por el carnaval. Pero nada de eso, son mascarillas con pico improvisadas para evitar caer en las garras del virus más famoso del mundo.

“Me da igual si parezco gilipollas con esto, lo primero es la salud, y a mí me gusta mucho vivir y quiero hacerlo muchos años”, decía uno de ellos. “Habrá que tener cuidado con no sacar un ojo a los demás en el autobús, pero es lo que hay, a mí el bicho ese no me coge”, decía otro preocupado por el daño que podría causar al girarse.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies