Desmantelan mafia de aguaores que traficaban con Cruzcampo en botijos

Era un secreto a voces, cantado por saeteros de todas las latitudes, ciertos aguaores de las cofradías de Sevilla despachaban cerveza Cruzcampo a costaleros de gran parte de los pasos que enjaezan nuestra Semana Santa.

A base de búcaros hasta la pitorra de cerveza, estos proveedores de líquido elemento, iban de Cristo en Virgen y viceversa repartiendo gambrinal por toda la procesión de la hermandad que les acogiera.

La policía pudo identificar la trampa del botijo de los aguadores, gracias a un arduo trabajo de investigación de la brigada de la Santa Alcoholemia, quienes advirtieron que un aguador se había dejado una pegatina de una litrona de Cruzcampo pegada en el búcaro. El ayuntamiento nada más enterarse de la proeza ha decidido otorgar una medallita a la brigada santísima.

Los narcoaguadores, por su parte, pasarón a disposición judicial de la Inquisición española, que para eso anda de moda y no quiere perder comba en estos tiempos nuevos tan voxers.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies