Descubren que una de las 3 carabelas era el barco del arroz

Don Róbalo León, conservador mayor de Museo Naval de Sevilla, que es la Torre del Oro de toda la vida, encontraba ayer en un puesto del popular mercadillo de El Jueves, un cuadro que prueba la verdadera historia del barco del arroz. La pieza ha siso datada por expertos anticuarios – es el caso de, Rogelio Calleja, el señor que regentaba el tenderete – como “una misteriosa pintura, una rara avis de finales del siglo XV de autoría anónima, que deja ver que la historia del popularmente conocido como barco del arroz, es mucho más antiguo de lo que se cree; es más – sostiene Calleja – la pintura encontrada deja a las claras que el barco del arroz tiene más de cinco siglos y que ya por entonces el arroz con pollo se estilaba en los platos de la corte”.

Como contrapunto a la hipótesis de Calleja, el conservador de la Torre del Oro, Don Róbalo León, defiende que el lienzo encontrado puede tener trampa y algo de cartón. “Las marcas de arroz que se dibujan en las velas aún no habían nacido, y este cereal tampoco había llegado por entonces a nuestro país. La gente era más de mendrugo y de cucharón de sopa boba y paso atrás”. Aún así, el insigne conservador mayor, que esgrimiendo su condición de funcionario público superior ha requisado el cuadro, defiende la posibilidad de que una de las 3 carabelas, la de en medio, la Santa María, sea el esperado barco del arroz que nunca vino a Sevilla, dejando a sus habitantes con más hambre que un caracol en un espejo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies