Zoido impone el albero como “color especial” de Sevilla

Ayer el albero quedaba designado oficialmente como el “color especial” de Sevilla. El PP municipal presentaba por sorpresa en el pleno del Ayuntamiento este propuesta monocolor, que puso verde a una oposición desprevenida. El líder del PSOE, Rafael Espadas, mostró su indignación por tal iniciativa y preguntó por otros asuntos a debatir con urgencia, como la instalación en La Campana del contador gigante de los días que restan hasta Cuaresma, “un hito, sin duda, para la ciudad”. El equipo de Juan Ignacio Zoido argumentaba a través de Zoido mismo, que “lo que hay aquí es mucha envidia por no tener tan buenas ideas como ellos”, y que a la oposición lo que le hubiera gustado es “que el color especial de Sevilla fuera rojo, cual tomate norocoreano”.

El revuelo provocado en la bancada municipal era de aupa, y dio paso a la intervención del portavoz de Izquierda Unida y al que directamente nadie echó cuenta; ni a él ni a su disertación sobre el tomate autóctono. Fue el concejal de fiestas mayores, Juan Carlos Siempreasí, el que procedía la defensa del albero de la siguiente forma: “Podríamos haber propuesto el azul como color de Sevilla, que es muy bonito y de gente de bien, pero lo descartamos por buscar el consenso y por no escucharles, y ya veo como me lo agradecen… Así que ni rojo ni azul. Albero miarma”.

La posibilidad de un acuerdo colorista entre las fuerzas del Ayuntamiento quedaba finalmente descartada, al aplicarde el rodillo monocolor del Partido Popular con su mayoría fantasía y una pizca absoluta: “Queda aprobado que Sevilla tiene un color especial y ese es el albero”. Así promulgaba el mismo Siempreasí el nuevo color oficial de nuestra ciudad. En ese momento, el concejal verde de IU, Juanjo Nuncamais, espetaba desde su gorra de cuero, “tú eres más del verde botella, mamona”

El salón de plenos fue testigo del vuelo, desde diferentes asientos, de plumiers, serranitos, perrunillas, capirotes y algún que otro tomo de la enciclopedia del Cossío. El rifi-rafe sólo se calmó con la intervención de las fuerzas del orden, quiénes no dudaron en recurrir al “castigo sin postre” por lo caprichoso de la situación.

Más tarde el alcalde Juaninnasio Zoido se dirigió a la prensa, que somos nosotros, asegurando que “el PP es el único partido que recorta, pega y colorea, y que claro, eso jode”.

Podemos, por su parte, ha lanzado un comunicado condenando la medida y recordando que “el morado es el color”, pero que al coincidir con la tonalidad cofrade por excelencia, prefiere no decantarse por la identidad de su color especial preferido. Podemos, asimismo, asegura que lo que tenga que ser ya lo decidirán en próxima asamblea.
No se conoce precedente en todo el estado español de una iniciativa parecido. Tan sólo encontramos algo similar, cuando el desaparecido presidente de la Xunta gallega, Manuel Fraga, intentó cambiar por decreto a beige el color blanco del caballo blanco de Santiago. Tal decisión coincidía con los últimos días del dirigente popular al frente de la Xunta y su cabeza no era la misma. Confiamos desde Sevillatoday, que la polémica vivida en el consistorio sevillano no sea anunciadora de las mismas consecuencias fatales para nuestros políticos, lo cual sería algo catastrófico para nuestra ciudad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies