Los bomberos rescatan a 50 personas que se habían quedado pegadas al suelo por los caramelos

Son los daños colaterales de los más de 5000 kg. de caramelos lanzados ayer por las calles de Sevilla para llevar la ilusión a los niños sevillanos. De vuelta casa, más de 50 personas, niños mayores y ancianos, quedaron pegadas al suelo con los restos de caramelo y papel acumulados y no podían moverse.

“¡Llamen a alguien por favor, que van a venir los Reyes Magos a casa y van a pasar de largo si no estamos acostados!”, gritaba desesperado uno de los niños atascados. “No hay manera, esta mierda no se va, por favor, llamen a los bomberos”, gritaba otro a la gente que pasaba. Al principio, los espectadores pensaban que se trataba de alguna “perfomance” especial por ser el Día de Reyes, pero cuando vieron que la cosa iba en serio llamaron a los bomberos.

El cuerpo de bomberos se personó en el lugar de los hechos y tras varias horas de disolventes y mucha agua por fin consiguieron rescatarlos. “No ha sido fácil, en esta zona se han tirado muchos caramelos de los duros, de los que cristalizan y se hace una pasta que se usa en muchas obras para pegar metales”.



Síguenos en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies