El ladrón de la cadena de la Catedral la quería para amarrar su Vespino

“El barrio está cada vez peor y no se puede dejar la amoto en cualquier sitio, ni con cualquier candao. Así que ya que el Ayuntamiento tenía las cadenitas esas a mano, yo creía que se podían coger emprestadas…” Eran palabras de Joseliqui Mangueta, un vecino del barrio de la Macarena, presunto caco de una de las cadenas de los bajos de la catedral. Finalmente, el detective Colombo, que estaba de visita por Sevilla comprándose una gabardina nueva en el Jueves, descubrió que los chicos belgas arrestados como primeros sospechosos del hurto no tenían nada que ver con la cadena. Ellos, simplemente pasaban por allí hartos de cerveza de malta.

El Vespino de Mangueta, presuntamente robado también, fue hallado por la policía científica de Quimicefa amarrado a una de las columnas romanas de la Alameda de Hércules. Al parecer, el interfecto había dejado su vehículo en esa chocante situación, mientras iba a hacer una mandado al chino de la calle Correduría, donde iba a adquirir una litrona de la Estrella del Sur, al encontrarse más seco que un bacalao del Tremendo. Evidentemente y después de varias pesquisas de CNI Calle Lumbreras, Joseliqui Mangueta fue detenido y envuelto para disposición judicial.

La madre de Mangueta y sus compañeros de hermandad ya han salido en El Correo tv para defender al muchacho, muy querido por pícara y especial simpatía. “Hombre, si tu ves que los cadenones esos están ahí libremente al alcance de la mano será para prestar un servicio público, como puede ser el de amarrar el vespino de mi hijo, que es muy bueeeno… vamos digo yo” Reza Rosario Quinario, madre del detenido. “…¡Mira como a los políticos que se llevan los cuartos pa Venezuela no los tocan!” Sostiene Quinario.

La columna de La Alameda, una de las principales afectadas del suceso, no dice nada. Mientras que se asegura que la cadena de la catedral está encantada de haber visto mundo por fin, después de tantos siglos columpiando traseros-palomino de millones de sevillanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies