Consternación y rabia en el mundo de la música por otro día de tunas

El mundo de la música vivió ayer otra jornada negra, y sus máximos exponentes no han podido permanecer callados e impasibles ante un nuevo atentado perpetrado por el comando terrorista Los Tunos Viejunos en la Plaza del Triunfo de la noche sevillana. Todos los pesos pesados de la canción han querido mostrar su repulsa en todos los medios tecnológicos a su disposición, como Twitter, Facebook, Instagram e incluso Radio Taxi y el diario La Farola.

Mick Jagger se disfrazó de mimo y guardó silencio todo el día en su falsa caja de cristal, Adele no podía dejar de llorar, Bruno Mars soltó un discurso lleno de fucks and motherfuckers, Bono tenía un nudo en la garganta que le impedía hablar y a Elton John se le empañaron las gafas mientras cantaba Clavelito in the wind, en honor a tan preciada flor denostada para siempre por los salvajes terroristas.

Sin embargo el clamor popular nada podrá hacer contra los Tunos Viejunos, que prometen volver a la carga el año que viene por estas fechas, si su maltrecha salud por los años universitarios interminables y los excesos se lo permiten. Volverán a cantarle a su virgen de la Inmaculada, que posiblemente sea la primera que esté hasta la zona inmaculada de escuchar sus berridos cada año. Recemos por ella y su penitencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies