El casco “Anticaramelazo” obligatorio para los niños que acudan a la Cabalgata

El Ayuntamiento de Sevilla ha anunciado hoy una medida de última hora, para la tradicional Cabalgata de Reyes del próximo día 5 de enero. Según un portavoz del consistorio, se han recogido quejas de los padres de años anteriores en las que reclamaban daños y perjuicios por los chichones de los niños, debido a los golpes recibidos por los caramelos voladores. Y es que realmente algunos reyes, pajes o incluso niños de las carrozas, realmente tiran a dar con muy malas intenciones, y ver la cabalgata se está volviendo más peligroso que seguir el rally de Montecarlo en la curva de la muerte.

Es por ello que será obligatorio que todos los niños menores de 12 años lleven casco reglamentario para protegerse de los caramelazos asesinos. El asunto es serio, ya que la policía local tiene orden de multar a los padres que no cumplan con esta nueva ordenanza municipal, con cantidades cercanas a 300 euros.

Por otro lado, y buscando la justicia en ambos bandos, para el año que viene serán instaladas cámaras de vídeo en las carrozas enfocando a sus ocupantes. En caso de que se observen actitudes beligerantes, es decir, que se detecte mala leche e instinto asesino en los lanzamientos, se podrá activar a distancia el “eject” del asiento del infractor para lanzarlo volando fuera de la carroza.

Los niños pajes que dan vida a las carrozas, tirarán las golosinas tocados con turbantes reforzados, pues bien es sabido por toda la sevillanía que los los proyectiles también vuelan desde el otro lado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies