Mas y Puigdemont muestran su apoyo a los independentistas trianeros

Esta mañana, durante un encuentro con los miembros de la Asociación de Charnegos Ultracatalanistas de Sant Joan Despí en la calle Pagés del Corro de Triana, el presidente de la Generalitat, Puigdemont y el expresidente, Artur Mas, defendían el movimiento independentista de Triana, que pretende que el barrio se escinda de la ciudad hispalense.

Mas dijo claramente que los catalanes se sienten muy cercanos a los trianeros que luchan contra el centralismo existente al otro lado del río Guadalquivir y ha acusado al PP de Madrid de “obligar a la Esperanza de Triana y al Cachorro a hacer la carrera oficial por calle Sierpes, cuando deberían hacerla en el Altozano” lo que a su juicio supone un claro atentado contra el derecho de los Trianeros y sus cofradías a decidir por dónde quieren procesionar.

Por su parte, el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, al enterarse de la noticia, se arrancó por tangos y declaró: “Triana, qué bonita está Triana… Cuando le ponen al puente banderas republicanas”. A continuación se pillo un Vueling clase “catalanistaajierro” y se plantó en Triana a ponerse morado de adobo con butifarra.

El acto terminó dando palmaditas siesas al grito de “independencia” por parte de todos los asistentes, exceptuando a los trianeros de pura cepa que no sabían donde meterse para guardarse de tanto malaje parafernalio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies