Los sevillanos tendrán que coger número en la A-49 para ir a Matalascañas

Se acerca la fase 3, y con ella el momento en el que posiblemente los sevillanos puedan por fin coger su flotador, sus chanclas y su sombrilla, y salir corriendo a la playa. Se espera una estampida peor que la de rebajas y un tapón que podría tardar semanas en desatascarse.

Es por ello que el Ayuntamiento ya ha puesto en marcha un plan tecnológico innovador de gestión de colas que atajará el problema de raíz. En la Cuesta del Caracol se instalará un dispensador de tickets, para que los sevillanos vayan recogiendo su número y un marcador que indicará el número que toca, para que se hagan una idea de cuanto les toca para esperar. Un carril adicional conectado directamente con IKEA permitirá abandonar la zona si se prevé que la espera va a ser demasiado larga para echar un rato en el centro comercial mirando algunos muebles .

“Hemos pensado en todos los detalles, y aunque se va a montar la de dios, estamos sin duda preparados para gestionarlo con garantías, como todo el mundo puede ver. Este aparato guarda en su interior un montón de metros de papel, enrollados, y al tirar se corta justo por la parte de los puntitos, dando el ticket al usuario y asomando la cabecita otro ticket para el siguiente”, decía orgulloso el alcalde.



Síguenos en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies