La Toñi y la Malena dejan el baile y montan chiringuito en Chipiona

Las legendarias Toñi y Malena de las sevillanas de toda la vida, que no paraban de cantar, bailar y ronear a los rocieros jartibles, han decidido que no pueden más. Con las piernas hinchadas cuales pescuezos de cantaor flamenco y medio sueldo del tablao gastado en pomadas y medias color carne, manifiestan que se han cansado de vivir como mujeres florero y de tanto pijo cortijero. Es por esto que ambas, han decidido colgar las castañuelas, quemar las peinetas – aunque salga humo negro – y dejar el baile para toda la vida.

“O lo dejábamos ya o acabábamos en la Anselma en Triana, jartas de mollate y cantando la salve rociera todas la noches y eso es un infierno peor que lo del día de la “marsopa” esa…” – manifiesta la Malena al corresponsal en Chipiona de Sevilla Today -. “Por esto y por muchas cosas más, nos hemos venido a Chipiona a montar el chiringuito menos flamenco del mundo, con reguetón-indie y ración de choco frito vascongado a punta-pala.” –sostiene la Toñi, de apellido Jackson, por cierto-.

“En ‘Toñas & Maleni´s, vuestro chiringuito favorito en Norteáfrica, podéis conocer la experiencia del chiringo tradicional andaluz, pero sin Cadena Dial ni Canal Fiesta radio, sin actuaciones flamencas nocturnas revenías, y sin camastrones que te manden a dar una pataíta al olivo, (miarma)”, concluye la exbailarina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies