El Vaticano beatifica a El Pali y al rockero Silvio

Esta mañana temprano, temprano, cuando ni se veía ni al que riega con la manguera, saltaba el notición en Roma. Bueno, al lado o en en estado independiente que alberga en su interior y que el mundo conoce como El Vaticano. Allí mismo, el Papa Francisco se asomaba al balcón de la plaza de San Pedro y dijo:

“Vamo a ver… Yo beatifico por la grasia de Dios, los ángeles, los santos y las santas, y me sale de la mitra aunque solo me la ponga de vez en cuando que pa eso soy un cura moderno, a El Pali y al rockero Sivio. Por sus múltiples cantos y alabanzas a los miles de Vírgenes y Cristos que pueblan las calles de Sevilla durante todo el año y por su conducta cristiana ejemplar, yo los elevo a la categoría de beatos y boniatos, si falta hiciere.”

En Sevilla, que como todos sabemos, se proclamó la Pura Concepción de María antes que en Roma porque así de marianos, leales, invictos y nobles somos, ya se ha reunido el consejo de cofradías para decidir que: “Todo lo que queda del 2018 se organizará un quinario perpetuo en alabanza de los dos nuevos beatos y se sacarán absolutamente todas las procesiones de Sevilla a la vez todos los días de la semana. ¡Macarena, siempre a tope!”

El alcalde de la ciudad, Juan espadas Láser, ya estudia la posibilidad de sustituir el Giraldillo por una estatua de Silvio y El Pali abrazados, comiendo un pollo asado recién pillado en la calle del Infierno.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies