Enorme satisfacción entre los sevillanos al poder tapar sus bostezos con las mascarillas

El Festival de Cine de Sevilla 2020 ha traído una novedad forzada por los tiempos que corren, que ha sido recibida con júbilo entre los sevillanos. Debido a la pandemia que nos azota, los asistentes a las películas han debido acceder con mascarilla, cosa que han aprovechado para poder bostezar libremente durante todas las proyecciones de las películas.

“Por fin hemos encontrado algo bueno en todo esto, ahora podemos ver las películas suecas y noruegas con la tranquilidad de poder bostezar en cualquier momento, porque la realidad es que son un peñazo, pero mola mucho decir luego en las reuniones que las hemos visto y hemos captado el sufrimiento de sus personajes”, decía uno de los espectadores.

“El año pasado sufrí algunos problemas serios , al tener que reprimir muchos bostezos seguidos, y estuve varios días de baja. Este año no me pasa, con la mascarilla puedo bostezar todo lo que necesito. Gracias a la pandemia, así se disfruta mucho más del festival”.

La organización está evaluando mantener la obligación de mascarilla el año que viene, aunque ya haya pasado la pandemia. “A la gente le gusta venir y decir que ha venido, pero se aburre y bosteza y le da vergüenza, así que tenían una lucha interna y muchos decidían no venir. Este año hemos encontrado la solución a eso”.



Síguenos en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies