Aparece un submarino ruso en la plaza de España

Confundido por la pelúa de Filomena y llevado por el olor del Blanco Cerrillo, un submarino ruso ha atracado en el canal de plaza de España. El revuelo causado por la aparición de esta nave de guerra no ha sido mucho, porque con la rasca que hacía la plaza estaba vacía como el ojo de Padilla.

Aún así, el alcalde y los militares de Capitanía se han echado las manos a la gorra y no han dudado en culpar a Pablo Iglesias de la aparición del sumergible: “Hombre, po no veis que es ruso… el país bolchevique por antonomasia… y además en plena Plaza hispánica… home, por favó…” señala el alcalde Espadas Láser.

La tripulación del submarino, al subir la escotilla, se han creído que estaban en una película de Stars Wars y, como al probe MIgué, les ha costado salir. Finalmente, el olor que les llegaba del Blanco Cerrillo les ha podido, se han dado un garbeo por nuestra mariana ciudad y han acabado comprando alberjones para las palomas del parque y para ellos también, que estaban esmayaos.

El Blanco Cerrillo no lo han encontrado. Aunque el capitán Miguel Estrogonof ha confesado que “han llegao muy cortitos como para jincharse de adobo, pare.” Es por esto, que el submarino se está sacando unos céntimos paseando al personal por las capas freáticas de Sevilla y por los estanques del parque de María Luisa.



Síguenos en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies